jueves, 17 de junio de 2010

Ahora...

Ahora que nos hemos conocido, por fin, después de tanto tiempo esperándote...
Ahora que por fin nos hemos conocido, déjame que te abrace, que te mire, que te observe...
Ahora que por fin nos hemos visto, déjame que acaricie tu piel, que persiga el trazado de tus venas a través de tus brazos. Deja que siga su tacto, tu agradable tacto, hasta donde me lo impida la ropa.
Y entonces, ahora que nos hemos conocido, que te tengo a mi lado, déjame que, poco a poco, vaya retirando cada una de tus prendas. Déjame que, poco a poco, vaya retirando cada una de mis prendas.

2 comentarios:

kimuko dijo...

Cuando de pronto estás en el ahora en el que todo cobra sentido y tu vida parece haber sido diseñada para que llegases a ese exacto momento y no puedes parar de sonreír, y ni lo intentas ^_^

Muy contenta de leerte otra vez, linda, te echaba de menos :*

Casi Nadie Lo Sabe dijo...

Se te echaba de menos :D

Kimu, a ti tambien :)